deenes
Makulata

makulatinas_banner

“Las Makulatinas” es un producto que Makulata UG presentará en el mercado en Octubre del 2013. Una parte de los beneficios de las ventas de estos productos se destinarán a financiar las Redes de Autoempleo. Este producto surge de la añoranza de unos niños que vivieron una infancia maravillosa llena de amor en el Convento de la Purísima Concepción de Carmona.

“Los dulces de la Purísima Concepción de Carmona” 

Cuenta la leyenda que una fría noche del mes de Octubre del año 1498, Doña Lucía Sánchez de Baeza, una dama de alta alcurnia, poseedora de grandes caseríos en Carmona y gran beata, iba a rezar todas las tardes a la antigua Ermita de Santa María la Real.  Un día quedó encerrada en la Ermita mientras rezaba devotamente.

Entre sollozos, le suplicó a la Virgen que le concediera un milagro.

Le pidió que su esposo no la echase en falta, ya que ese suceso podría ocasionar serias disputas y desconfianzas, así que le prometió a la Virgen que si le concedía ese milagro, en caso de enviudar ella antes que su esposo, fundaría un hermoso Convento en su nombre alrededor de la Ermita con todas sus posesiones.

Llegada la mañana y abierta la Ermita, ella pudo regresar a su casa y quedó asombrada cuando comprobó que su esposo no había notado su ausencia.

Este fue el origen del Convento de la Inmaculada Concepción de Carmona, fundado en 1510, una vez enviudada Doña Lucía Sánchez de Baeza.

“Makulata UG” quiere rendirle homenaje a las monjas que durante más de quinientos años vivieron y trabajaron en el Convento poniendo en práctica las tres virtudes de la Inmaculada Concepción “El amor, el perdón y el olvido” y endulzando el paladar de los Carmonenses con sus maravillosas pastas.

Nuestras Makulatinas están elaboradas con productos rurales de la Campiña de los Alcores que bordean la Vega de Carmona, los cuales se utilizaban ya en la Edad Media para la elaboración de los dulces de Convento de la Concepción.

Le agradecemos sinceramente a Sor Concepción, Sor Lourdes y Sor Beatriz el ofrecimiento de esta maravillosa receta conservada a través de los siglos por las primorosas manos de las monjas.

La imagen de la Inmaculada Concepción que decora nuestra caja está inspirada en el mural original  abandonado en el Convento, ofrenda que la pintora de Carmona Manuela Bascón Maqueda donó a las ocho Hermanas Concepcionistas, cuando obligadas por el deterioro de este maravilloso Convento, tuvieron que marcharse en el año 2005 a un Convento de nueva construcción. Las manos sobre la imagen simbolizan la alianza espiritual que seguirá existiendo entre el recuerdo de ese Convento y los ciudadanos de Carmona.

Disfruten de estas maravillosas pastas medievales y de las virtudes culinarias de los dulces conventuales: sencillos, sabrosos y sanos.













makulatinas_bottom